30 de octubre de 2010

La Nueva Miss Venezuela, De La Odontologia A Las Pasarelas

La espigada odontóloga Vanesa Goncalves, Miss Venezuela desde el jueves, comenzará a contar de ahora a prepararse con el objetivo de dar a su país una nueva corona de Miss Universo, una más para esta tierra, famosa por ser una fábrica de reinas de belleza.

Goncalves, nacida en Caracas hace 24 años, aseguró este viernes en la rueda de prensa posterior al certamen que jamás se imaginó como reina de belleza, pero que se atrevió a dar el salto desde la odontología a las pasarelas y ahora asume con entusiasmo su próximo desafío.

“¡Dios mío! en verdad estoy aquí”, exclamó la nueva reina de la belleza.
“Nunca estuve en el cuadro de las favoritas porque mi evolución fue de abajo hacia arriba. Es que yo no vengo de este mundo. Pasé de la odontología al mundo del ‘Miss Venezuela’. Aprendí a modelar, a posar ante las cámaras y ahora soy coqueta”, comentó ante decenas de periodistas.


Goncalves no estaba sola en la rueda de prensa. A su lado la acompañaba Ivian Sarcos, de 21 años, que fue la seleccionada para representar a Venezuela en la competencia del Miss Mundo.
Si Goncalves dio un salto largo al pasar de la atención dental a las pasarelas, el de Ivian fue aún mayor: vivió los últimos cinco años en un convento, pero dejó los hábitos por los trajes de gala y ahora deberá prepararse para el nuevo reto.

“Ustedes saben que yo viví en un convento los últimos cinco años, entonces mostrar mucha piel y usar poca ropa me fue muy complicado”, declaró la Miss Amazonas.
“Trabajé duro, muchísimo para entrar en (el concurso) Miss Venezuela”, asegura esta ex religiosa que dice que el “pilar fundamental” de su vida sigue siendo Dios.



“Y las monjas están muy contentas”, señaló sobre sus antiguas compañeras de vida.
Venezuela es conocido por su obsesión por la belleza femenina. Cada año, el concurso Miss Venezuela convoca a más de 7.000 mujeres dispuestas a reducir su talla y seguir una dura rutina para convertirse en la nueva reina.

Muchas, además, se hacen algunos “retoques” con el bisturí, una práctica que ha sido criticada por algunos aunque defendida por el presidente del certamen, Osmel Sousa, quien ha declarado que éste no es un concurso de naturalidad sino de belleza.

“Mucha gente critica eso de las cirugías, pero también es muy importante mantenerse en el gimnasio”, comenta la ex monja.

Miss Venezuela, por su parte, elude la pregunta.

“Para retocar, retocar nuestro desempeño en la pasarela. Hay muchas cosas que hacer”, respondió.

Venezuela ha logrado seis títulos de Miss Universo y cinco de Miss Mundo, entre otros.


“Me siento igual que el gerente de una fábrica de tomates o de lo que sea, que tenga que mantener una línea bien importante para el país o para el exterior”
declaró recientemente a la AFP Osmel Sousa.

La representante de Venezuela ante el concurso Miss Universo tiene por delante un duro desafío: recuperar la corona de la mujer más bella del mundo que su antecesora Marelisa Gibson, Miss Venezuela 2009, no consiguió retener después que había sido ganado dos veces consecutivas por candidatas venezolanas.



Y por ahora, tendrá que dejar de lado las consultas dentales.
“Me encanta mi carrera, pero no me cierro a nada en la vida”, concluyó.



No hay comentarios:

Publicar un comentario