28 de febrero de 2011

Alejandro Sanz cierra el Festival de Viña del Mar

El Festival de Viña del Mar cerró este sábado su versión 52 con una mezcla de baladas románticas y baile al ritmo de la cumbia gracias a la presencia de Alejandro Sanz y los grupos chilenos Viking 5 y Villa Cariño.

El encargado de abrir la jornada final fue el español que inspirado en su gira Paraíso Tour encandiló a las miles de mujeres presentes en la Quinta Vergara, destacó la agencia DPA.

Sanz deleitó con sus más recientes éxitos y una puesta en escena cargada a la mezcla entre rock y pop que fue exacerbada por un constante juego de luces. 

Lo que fui es lo que soy, Desde cuándo y Looking for paradise provocaron que el público clamara por lo premios para el artista, que no sólo cumplió con creces las expectativas, sino que permitió que sus músicos y melodiosas coristas fueran parte fundamental del show. 

El carácter solidario de Sanz quedó también demostrado al dedicar Corazón Partío a los chilenos que fueron afectados por el terremoto del 27 de febrero de 2010, además de invitar a Noel a cantar a dueto Lola Soledad como una manera de presentar en sociedad al ex Sin Banderas ahora como solista. 
 
Sin necesidad de romperse la garganta gritando, el Monstruo logró que el español se fuera cargado con las antorchas de oro y plata, al igual que ambas gaviotas. 

Ante las pifias cuando llegó la hora de terminar con su presentación, Alejandro Sanz dio un nuevo espaldarazo a Noel, artista que seguía en la programación de la jornada, y pidió al público que lo recibieran "muy bien". 

La Quinta Vergara no necesitó más recomendación y cuando la voz argentino-mexicana salió a escena con un tema de su carrera en solitario: Momentos. 

Luego echó mano al repertorio conocido y con composiciones como Entra en mi vida y Que lloro recordó su paso por Sin Banderas para quedarse con las dos antorchas y la gaviota de plata.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada