15 de marzo de 2011

Jeanine Kabche a un paso de la internacionalización


La actriz Jeanine Kabche, mejor conocida como “Jana” se dio a conocer por su trabajo en la serie juvenil “Qué clase de amor”, la cual está retransmitiendo Venevision, donde le dio vida a “Nina”, ahora enfrenta nuevos retos teatrales y un proyecto a nivel internacional. Esta sagitariana, cuyos hobbies son el Pole Dance, yoga, leer un buen libro, cantar, la playa, y pasar el tiempo con sus seres queridos, se está preparando para dar grandes pasos en su vida personal y artística.
- ¿Cómo te sientes con la repetición de la serie "Qué clase de amor"?
- Fue súper inesperado. Me siento satisfecha, alegre y orgullosa. El que esté al aire nuevamente, después de casi dos años de haber culminado, habla mucho de la aceptación y agrado que el público tuvo con ella. Fue un proyecto muy lindo, realizado impecablemente por un equipo excelente de escritores, directores, productores, elenco, técnicos y el resto de la gran familia. Su creador, Benjamín Cohen, le dio un matiz distinto a las series juveniles a las que veníamos acostumbrados, demostrando que sí se puede hacer un buen producto nacional con calidad de exportación.
- ¿Hablamos de tu personaje?
- Mi personaje se llama “Nina”, mejor conocido como "La profe de Literatura" o "La pelo e´ Coco". Es la típica profesora malvada, que suele hacerle la vida cuadritos al "grupito de los populares",  sin embargo, como es joven,  a veces cae más bien en el papel de cómplice de sus alumnos, y su apariencia, una que otra vez, sirve de excusa a los mala conducta para no concentrase y no prestar atención en clase. Mi pareja se llama “Narciso”, es el profesor de Matemáticas, interpretado por Samir Bazzi. “Nina” es sarcástica, irónica, hiriente y antipática. Jajajaja nada que ver a lo que soy fuera de personaje.
- ¿Cómo ha sido tu preparación artística?
- Después de graduarme en Comunicación Social, decidí tomar clases de actuación y conducción, porque siempre, desde pequeña, me ha gustado el medio, y sentía que quería incursionar en él, más no como periodista, sino en las tablas, actuando, animando. Entro en el Centro Integral de Capacitación Actoral, donde culmino exitosamente los niveles requeridos. Posteriormente tome cursos de Liderazgo, Dicción y Oratoria en la Universidad Metropolitana. Dentro de muy poco quiero tomar otros cursos, porque aunque pienso que no hay mejor aprendizaje que aquel que te va dejando la experiencia, pues siempre es bueno estar a la vanguardia de lo nuevo, y aprendiendo cosas nuevas.
- ¿Has participado en otras producciones dramáticas, ya sea en teatro, cine o TV?
- Sí, he hecho teatro unos cuantos años ya. Lamentablemente cine no he tenido la oportunidad de hacer, pero me encantaría; estoy segura que eso también vendrá muy pronto por ahí. Posteriormente hago "Perla Negra", con la cual estuvimos 3 temporadas seguidas en el Teatro Escena 8, con un gran éxito. Con el mismo grupo “India Rosa” hice posteriormente “Rey David”, “Ciudad Gótica”, y la más reciente, “Bárbara y sus cachorros”. Próximamente, para mediados de año, se estrenará el nuevo montaje en donde también estoy convocada a participar.
- ¿Hay planes de internacionalización?
- La internacionalización está dentro de mis planes a corto plazo. Creo que esa es una de las metas que todo artista se fija en algún momento, dar a conocer mi trabajo, ya no sólo en mi país, sino en el exterior.
- ¿Cómo es tu día a día?
- Mi día a día es agitado, variante, dependiendo de la agenda. Además de mi carrera como actriz, tengo un negocio propio, una empresa de eventos sociales y corporativos, que me exige mucha dedicación. A la vez estoy por inaugurar un pequeño local en el pueblo El Hatillo. Por otro lado, empecé a formar parte también de la "Red Verde", como imagen, esta fundación se preocupa por el medio ambiente.
- ¿Cómo ves el problema que se está suscitando con las novelas venezolanas, donde sólo una está al aire?
- Realmente para la generación de artistas que apenas estamos empezando a surgir hace poco, es una lástima, ya que obviamente las oportunidades de trabajo en novelas como tal son muy pocas. Las probabilidades de entrar a formar parte de una gran producción se reducen, porque ya los elencos están copados; son demasiados talentos para tan pocas producciones, y para nosotros, los mas cachorritos, por llamarnos de alguna forma, en este mundo de fieras, pues el intentar competir con grandes figuras ya establecidas  y conocidas pues se nos hace muy difícil por no decir imposible.
- ¿Hasta dónde quieres llegar?
- Hasta donde humanamente me sea posible, no hay límite para las metas, para los sueños, para los logros y éxitos. Creo que los límites sólo podemos ponerlos nosotros mismo, y no tengo ninguna intención de establecerme alguno. Así que hasta que el cuerpo aguante estaré trabajando, esforzándome al máximo, haciendo lo que quiera hacer, lo que me haga feliz y me llene. Tratando de conseguir cada vez más reconocimiento, aprendiendo cada día más, dando lo mejor de mí para ese público que es tan leal y tanto lo merece.

Lic. Raúl Collins Salazar

No hay comentarios:

Publicar un comentario