6 de junio de 2011

El "Profesor Jirafales" esta en La Ruina

Estudió agronomía, pero no ejerció esta profesión. Nunca le dijeron ingeniero, pero en cambio, durante más de 40 años ha sido conocido como el Profesor Jirafales. A algunos se les chispotea y le dicen Maistro Longaniza o Ferrocarril Parado. En realidad se llama Rubén Aguirre, está a punto de cumplir 76 años y recientemente se declaró en quiebra financiera. 

A fines de 2007 sufrió un accidente automovilístico que le causó graves daños a su esposa, Consuelo Reyes. Atender la enfermedad consumió los ahorros del actor, según confesó a la revista Tv Notas. 

La noticia pasó desapercibida en México, pero en otros países de América Latina ocupó espacios destacados en los medios. 

El Profesor Jirafales fue uno de los personajes centrales del programa de televisión El Chavo del 8, uno de los más populares de Latinoamérica. 

Aguirre planeaba retirarse pronto de los escenarios pero por sus problemas financieros deberá mantenerse activo durante algún tiempo, dijo a la revista. 

A mediados de la década de los 60, Rubén Aguirre tenía su propio programa de televisión, El Club de Shory, donde se ofrecían consejos escolares a los niños. 

En 1968 se integró al programa Los Supergenios de la Mesa Cuadrada, creado por Roberto Gómez Bolaños, Chespirito, y quien más tarde interpretaría a El Chavo del 8. 

Allí nació el Profesor Jirafales, quien desde entonces y hasta 1995, cuando concluyó la serie de El Chavo, siempre vistió el mismo atuendo: sombrero, un puro en la mano izquierda o en la boca y un ramo de flores para entregar a Doña Florinda, su eterna enamorada. 

Fue una de las escenas constantes del personaje. Otra, el diálogo invariable: 

- ¿No gusta pasar a tomar una tacita de café?, preguntaba Doña Florinda. 

- ¿No será mucha molestia? 

- ¡Ay no, profesor, pase usted! 

- Después de usted… 

Y una música romántica les acompañaba al caminar tomados del brazo, sonriendo sin dejar de mirarse. 

"Dígame licenciado" 

Rubén Aguirre interpretó a otros personajes en televisión y cine, casi siempre vinculados con producciones de Chespirito.

Con el que más se divirtió, dijo a diarios mexicanos, fue Lucas Tañeda, amigo de Chaparrón Bonaparte, una pareja de inofensivos locos que metían en aprietos a quienes visitaban su casa. Su espacio se llamó Los Chifladitos. 

A diferencia de otros integrantes del elenco, El Profesor Jirafales nunca tuvo problemas legales por interpretar su personaje. 

Carlos Villagrán, Quico, y María Antonieta de las Nieves, La Chilindrina, disputaron con Chespirito la propiedad intelectual de los personajes. En ambos casos, los tribunales favorecieron a Gómez Bolaños. 

Rubén Aguirre fundó su propio circo, con el que recorrió México y varios países de América Latina. Ese fue, además de algunas obras de teatro, su principal ingreso económico. 

Al difundirse la noticia sobre la bancarrota de Rubén Aguirre, en las redes sociales de internet muchos se preguntaron cómo llegó a ese punto. 

Y es que después de más de 40 años de carrera, los ahorros del actor se gastaron en la atención médica de su esposa, a quien debieron reconstruirle una pierna. 

“Tenía guardado un pequeño capital, pero debido al choque me quedé en la calle”, dijo Aguirre a Tv Notas. 

El Profesor Jirafales ha recibido ayuda de algunos sus compañeros, como Chespirito, y algún apoyo de organizaciones gremiales como la Asociación Nacional de Actores (ANDA). 

Pero es todo. A la revista de espectáculos confesó que la única forma de cubrir los gastos médicos es con su actuación en el circo. Aunque se muera en el trabajo, dijo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario