20 de julio de 2011

La Vinotinto por un lugar en la Gran Final

Hoy puede ser el día más importante en la historia del fútbol venezolano, incluso superar lo conseguido contra Chile en los cuartos de final. De manera categórica, sin apelar a los milagros o a las fórmulas mágicas y basándose, eso sí, en muchísimo trabajo consecuente, la Vinotinto enfrentará a Paraguay en un partido de la semifinal de la Copa América que se juega en Argentina. Será un duelo que debe resultar intenso contra un rival al que equipo nacional estaba esperando, por todos los antecedentes que preceden el juego y por la experiencia vivida en el último encuentro entre ambas escuadras, que terminó igualado a tres goles, en una jornada que puede considerarse épica.

Después de la clasificación a semifinales, el trabajo anterior consistió en mantener el nivel físico mostrado durante todo el torneo y, tácticamente, hacer los ajustes necesarios para no caer en los mismos errores de aquel empate a tres tantos en el último partido de la fase de grupos.

 En la defensa la misión es no volver a ceder espacios, especialmente en las jugadas a balón detenido. La lección fue bien aprendida y Chile no pudo aprovechar ninguna falla de ese tenor. Es necesario que el escuadrón venezolano se encuentre a la altura de las circunstancias, tal y como lo han hecho hasta el momento.

La gran duda que surge al momento de integrar el plantel será el sustituto de uno de los pilares de la Vinotinto hasta el momento, Tomás Rincón. La tarjeta roja recibida en los últimos compases del partido contra Chile dejó a todos con una gran interrogante: ¿Giácomo Di Giorgi o Luis Manuel Seijas? El misterio será develado sólo hasta el último segundo.

Pero el elegido en esa primera línea de volantes tendrá que llenar unos zapatos muy grandes. Hace un par de días el técnico venezolano, César Farías, aseguró que el tachirense Rincón era hasta ahora "el mejor jugador de esta Copa América". Y para nada resulta descabellado. Venezuela tendrá que mostrar arrestos suficientes sin uno de sus líderes en el campo.

 Enfrente espera Paraguay, un equipo herido de muerte luego de haber visto como su ventaja contra Venezuela despareció en el enfrentamiento de la primera vuelta. También en el aire están las palabras que se dijeron dentro y fuera de la cancha con los criollos.

 El estadio Malvinas Argentinas será el nuevo escenario de una batalla campal. Los guaraníes pelearán por salvar el orgullo de ser, quizás, el último de los llamados favoritos del torneo. La Vinotinto, en cambio, pide paso para estar un poco más cerca del cielo.


TODOS A APOYAR NUESTRA SELECCION VINOTINTO!!

Alejandro Martinez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada