9 de noviembre de 2011

Adolfo Cubas Declara: “No soy gay ni me acosté con Ricky Martin”

A más de un año del escándalo con el astro boricua, el actor venezolano Adolfo Cubas visitó PANORAMA. “La gente me tilda de loco y sádico”, dijo el artista.
A más de un año del escándalo sobre su supuesta relación gay con el cantante Ricky Martin, el actor venezolano Adolfo Cubas se confesó, en exclusiva, durante su visita a PANORAMA. El excantante del grupo Los Chamos prefiere olvidar “ese asunto bochornoso”, y habló sobre su renovada y reciente faceta como profesor de actuación, y su religión cristiana.
—¿De verdad fue novio de Ricky Martin?
—¡No soy gay, ni me acosté con Ricky Martin! El hecho de tener amigos gay no significa que tenga relaciones sexuales con ellos, ni mucho menos que sea de esa orientación sexual. En ese sentido, la sociedad tiene que evolucionar.
—¿Cómo y porqué surgió éste escándalo?
—Todo este brollo lo inventó un supuesto periodista español de nombre Aurelio Manzano. Éste señor me conoció en la época en que la actriz Gigi Zanchetta salía con Sergio de Menudo, y yo era muy amigo de todos los del grupo.
—¿Le ofrecieron una importante cantidad de dinero para hablar sobre el tema?
—Me iban a pagar 15 mil dólares en España, pero no para hablar si Ricky se acostó conmigo o no, si no por los desórdenes y cosas de juventud que han hecho de mi y Ricky los hombres de bien que somos ahora.
—¿Que tan amigo es de Ricky Martin?
—Lo normal. En su reciente show en Caracas, en la Universidad Simón Bolívar —al lado de mi casa— hablamos por teléfono, y nos reímos muchísimo sobre los comentarios mal intensionados de los medios de comunicación. No nos escribimos por el twitter porque eso se reproduce, y tenemos mucha cautela al respecto.
—¿Asistió al concierto del cantante boricua?
—No. Sus canciones y estilo nunca me han gustado. Soy amigo de su personalidad, sus carencias, problemas, filosofías. Admiro su hábito de lectura, las consultas que hace al oráculo Ching, y su afición al cosmo.
—¿Se ven frecuentemente?
—Una vez en Argentina lo llamé y le dije que estaba abajo en el hotel, y él me dijo: “Wao…, pero no nos vamos a poder ver porque hay muchos paparazzi”.
—¿Cómo hace para divertirse y despistar a los periodistas?
—A veces cuando salgo en Caracas y otras ciudades me pongo una peluca, y un disfraz. Me divierto muchísimo. Igual lo hace Ricky, y nos reímos mucho. Si caemos en una depresión vamos al banco a ver las cuentas.
—¿Qué le parece que Ricky Martin adoptara a dos niños?
—Eso es normal. Angelina Jolie adoptó ocho y no pasa nada. En los Estados Unidos hay que adoptar niños para evadir impuestos.
—¿Háblenos de sus actuales proyectos artísticos?
—Estoy formando a nuevos talentos de la actuación, a través del taller que dictaré éste viernes, sábado y domingo en Maracaibo. El Zulia es una plaza importante de artistas en el país, de donde han salido los mejores locutores, animadores, misses y productores de televisión.
—¿Tiene propuestas para telenovelas?
—Sí, pero para hacer de villano. Durante mucho tiempo hice estos papeles que me han dado mucho éxito, pero también me han estigmatizado como artista. La gente a veces me tilda de loco y sádico por esto, entonces trato de sacarle el cuerpo. Tendría que ser por mucho dinero.
—¿Qué hace en sus tiempos libres?
—Me dedico a la labor social con la Fundación Venezolana para la Prevención de Accidentes de Tránsito (Funvepatria), cuyo objetivo es salvar vidas a través de charlas.
—¿Está enamorado actualmente?
—Estoy tranquilo. Disfruto con mi hija de 21 años, que estudia ingeniería, y mi hijo Eduardo que viven conmigo. Igual con mi hijo Roberto que vive en España. Voy a misa, y subo el cerro Ávila los fines de semana.
—¿Cómo le gustaría que lo reconociera el público?
—Como un trabajador incansable, que viene de un barrio humilde de Caracas como lo es Monterrey, en Baruta, y que se ha esforzado por alcanzar sus sueños. Y una persona alegre que vive y deja vivir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario