4 de noviembre de 2011

España concede a Ricky Martin nacionalidad para poder casarse




Madrid, España.- 
Ricky Martin ya tiene la nacionalidad española. El Consejo de Ministros de este viernes, presidido por José Luis Rodríguez Zapatero, ha aprobado concederle esta condición, según se ha informado al término de la reunión celebrada en el palacio de La Moncloa, informó este viernes El País.
El Consejo de Ministros también ha dado la nacionalidad española al actor Benicio del Toro, nacido en Puerto Rico hace 44 años.

El cantante, nacido también en Puerto Rico hace 39 años y residente en Estados Unidos, había solicitado el pasado marzo ser español, en base a que tiene familiares - su abuela lo es- y a que tenía domicilio en el país. Hace meses se había empadronado en una casa de Madrid, de la que es titular su amiga la modelo Esther Cañadas. 

Ricky Martin ha dado este paso para poder casarse con su compañero, el economista Carlos González. La pareja cría de manera conjunta a los hijos del cantante, Matteo y Valentino, de tres años.

El cantante, que no suele hablar de su pareja en público, ha explicado en privado que, aunque podría casarse en algunos de los estados que reconocen las bodas homosexuales en EE UU, lo quiere hacer en España para reconocer el trabajo del gobierno de Zapatero en defensa de los derechos de los gays.
En 2010, Ricky Martin decidió comunicar públicamente que era homosexual. Lo hizo a través de una carta en la que entre otras cosas decía: "Hoy acepto mi homosexualidad como un regalo que me da la vida. ¡Me siento bendecido por ser quien soy!".

El intérprete de Living la vida loca contó que hace unos meses comenzó a escribir sus memorias, y que sabía que ese hecho le ayudaría a liberarse "de cosas que venía cargando desde hace mucho tiempo. Cosas que pesaban demasiado". 

Apuntó que mucha gente a la que ama le había dicho que no lo reconociera porque "muchos en este mundo no estarían preparados para aceptar mi verdad, mi naturaleza". Por esta razón Ricky Martin afirmó que no había confesado su homosexualidad. 

"Dejarme seducir por el miedo fue un verdadero sabotaje a mi vida", añade Martin, que apunta que se responsabiliza "por completo" de todas sus decisiones y acciones. Y agregó que ya no tiene miedo a su naturaleza y a su verdad y, de hecho, expresa que estas le dan "valor y firmeza".

"Justo lo que necesito para mí y para los míos, y más ahora que soy padre de dos criaturas que son seres de luz. Tengo que estar a su altura".

No hay comentarios:

Publicar un comentario