12 de diciembre de 2011

Esto fue lo Peor de La farándula venezolana

Unos vasitos plásticos de color blanco, llenos de la popular salsa americana fueron nuestras estatuillas. Más de uno aprovechó y degustó el contenido sobre un perro caliente o unas papitas, sin embargo, otros lo tomaron y, con malcriadez, nos gritaron… lo que dice el título. Aquí los ganadores del ¿fastuoso? Toma Tu Tomate de este año, galardón entregado por el diario Últimas Noticias.
No fue que nos quedamos sin presupuesto, no crea usted. Tampoco que nos dio por engordar con exquisiteces gringas. Lo que pasó es que, en esta ocasión, nos provocó hacer una “ceremonia temática” y, en lugar de realizarla sobre un ostentoso escenario -como en ediciones anteriores- nos fuimos a un restaurante de comida rápida y con cajitas, gorras, insignias y falsas sonrisas hicimos entrega del invaluable, poderoso, célebre y rojo, muy rojo, Toma Tu Tomate 2011.
Nuestros presentadores de lujo, apostados en una hilera de cajas registradoras, jamás se pelaron al leer, en elteleprompter, la frase del día: “¿Satisfecho con su pedido?… ehh…premio… ehh pedido…” y los discursos que obtuvieron como respuesta no siempre fueron los más complacidos. No obstante, ellos no se amilanaron y adjudicaron cada uno de los galardones hasta completar las 17 categorías.
Obvio, no les quedaba más remedio pues, desde las mesitas de fórmica, los observaban con la ceja levantada Aquilino José Mata, Atamaica Nazoa, Betty Vásquez, Carely Contreras, Carmela Longo, Diego Montaldo, Luis del Villar, Marlene Castillo, Mayelit Valera, Orlando Suárez, Soniberth Jiménez, William Guzmán y Yolimer Obelmejías. Un jurado calificador que no dejó de estar atento a cualquier resbalo para tender…una capsulita de licopeno. El mismo procedimiento que tuvieron, durante la etapa de votación, con los (in)felices triunfadores que reciben su cremosa estatuilla a continuación.



Peor actriz
Sabrina Salvador (5 votos)

Parada a un ladito del counter, ella pidió un refresco light y, casi-casi, se tomó con soda su notable mención y así lo reflejó en sus palabras de aceptación: “No me extraña para nada viniendo de periodistas venezolanos que no quieren apoyar lo que se hace en este país. Sí los invito a que vean los números, el rating y a que le pregunten a la gente en la calle. Claro, hay para todos los gustos y pienso que en este trabajo, como en las artes en general, hay unos estándares y, a la vez, es un oficio muy subjetivo: a unos les va a agradar y a otros no pero, bueno, para eso estamos”.
Peor actor
Manuel “Coco” Sosa (4 votos)

Casi a punto de engullir una hamburguesa doble, “Coco” no se detuvo a meditar sobre el prestigiosísimo laurel que se agenció. “¿Qué te puedo decir? Me da ‘equis’. Hay quienes hablan mal y quienes hablan bien. ¿Qué te puedo decir? Chévere, les respeto su opinión”, asestó y corrió a sentarse con su bandeja.
Peor telenovela
Que el cielo me explique (7 votos)

Cuando, en nuestra espléndida gala, el altoparlante anunció: “Orden 35, orden 35: Cristina Policastro” nadie salió a recoger la medalla. De pronto, nuestro equipo técnico nos informó que acababa de entrar un correo electrónico, de parte de la autora del dramático producido por RCTV Internacional y retransmitido por Televén. Tras advertir que se hallaba fuera del país y que por eso no logró concurrir, Policastro sólo escribió: “Algún día se verá sin los cortes de la autocensura. Ya hablaremos…”.
Peor villana
Verónica Schneider (6 votos)

La bella que encarnaba a la arpía maestra en La viuda joven salió de los estudios de Venevisión directo a Europa y, desde allá, no hubo manera de que le enviara un saludo al destacado panel que la seleccionó como la menos digna embajadora de la malicia nacional. Su manager en Venezuela, Lorena Scott, juró que intentó contactarla por distintas vías pero la ex Miss no apareció. Tras insistir, Scott terminó arrimándose al mostrador, sólo para devolver la bolsita abre-fácil de Heinz: “Yo prefiero no involucrarme más porque las actrices son muy delicadas”, asestó y partió.
Peor villano
Claudio De la Torre (10 votos)

El maléfico asesino de la novela de Martin Hahn sí quiso dar la cara, por él y por otros más. En consecuencia, se paró frente a la freídora, sacó toneladas de papitas, empezó a bañarlas con la espesa y especiada salsa y las distribuyó entre los asistentes. “Independientemente de las buenas o malas críticas, aquí se tiene que recalcar que se hizo un trabajo en equipo por y para la audiencia. Yo estoy consciente de que hubo fallas y no solamente de interpretación sino de dirección y a nivel de coordinación porque no te pueden dar un libreto de ocho páginas 12 horas antes y menos cuando te dan 10 minutos para grabar. Claro, el chaparrón se lo lleva uno y yo lo único que rescato es que se puso en evidencia que hay talento nuevo optando por proyectos en Venezuela; ésa es mi defensa. Yo seguiré preparándome para hacerlo mejor”, arguyó De la Torre.
Antes de sellar su ronda, el histrión chorreó de kétchup a quienes les consignaron la cárdena condecoración. “Es absurdo cuando los mismos comunicadores sociales se dedican a destruir lo nuestro y alaban lo de afuera; lejos de hacer una crítica constructiva hacen lo contrario y no ayudan en nada”, concluyó.
Peor película
Er Conde Jones (6 votos)

Quisimos contratar al famoso humorista para que, además de recoger su trofeo, se encargara del área de entretenimiento durante la velada. No obstante, “en casa de herrero…” y Benjamín Rausseo no quiso asomar, por el comedor, ni su sombrero. Sólo se limitó a mandar una misiva que su manager, Carlos Sánchez, leyó raudo y veloz mientras el tribunal le llenaba un vaso extra grande con la pasta color rubí. “No quiso dar declaraciones porque éstas son cosas negativas y en Venezuela no las entienden. Las entenderán en Estados Unidos pero aquí no porque la gente es muy bruta”, recitó.
Peor cantante masculino
Antonio Álvarez “El Potro” (6 votos)

Después del “ni los ignoro” que nos dio hace 12 meses el reguetonero/pelotero, era de esperarse que se negara a dar un “bla, bla, bla” de agradecimiento ante el reluciente paquetico que le estábamos concediendo. “Atiéndeme el teléfono”, le pedimos en un mensaje de voz y nunca se dignó a emitir una reacción.
Peor cantante femenina
Diosa Canales (12 votos)

Quien en 2010 se coronara de bayas, al estilo Carmen Miranda, y ocupara nuestra tapa por haberse adueñado de este segmento, se mantuvo invicta. Extrañamente, Diosa Canales casi corrió a ponerse su gala escarlata (y no a quitársela), sin embargo, le indicamos que en esta oportunidad el asunto era más informal y que bastaba con que luciera una cachucha con el emblema TTT.   Con una sonrisa, ella acudió y eso fue lo único que vistió mientras daba su arenga de aceptación. “Considerando que hay periodistas de farándula que me toman por bruta, pues de nuevo su ignorancia es más fuerte que su mala intención. No puedo creer que todavía no sepan diferenciar entre una vedette y una cantante. ¡Yo soy una vedette! Es decir, una tipa que está buena y que entretiene a su público bailando y cantando, ¡y desnudándose, por supuesto! Pero, bueno, como no hay propaganda mala, y de eso yo sé bastante, gracias por hacerme conquistar este premio por unanimidad. A mí me gusta el escándalo tanto como a ustedes”, señaló y remató con un beso de ácido dulzor.
Peor canción
“Tanga, tanga”, por Diosa Canales (7 votos)

De nuevo, la Canales hizo de las suyas y cuando le tocó volver a la tarima, para tomar su concentrado de carotenos, optó por un atavío que sacó de la máquina de helados. Antes de que se derritiera, hizo esta segunda alocución: “Como estoy arrasando en este tipo de premios, no olviden que también me gané el Twitter Awards 2011 como “Calne con Papa” por mi twitcam. Aunque sea o no buena la canción, no me extrañaría que muchos del jurado sueñen con que les queden las tangas como a mí. Si de fortalezas y debilidades hablamos, mala y todo tengo tres portadas de revista este año y me veo divina tanto desnuda como vestida por Roberto Cavalli; si no, que lo digan mis casi 400.000 seguidores. ¿Verdad muchachos?”.
Peor vestida
Carla Angola (4 votos)

Con el apuro que la caracteriza, Angola dijo: “Rápido que ahorita no los puedo atender”, pidió una bolsa de papel donde metió el galardón “para llevar” y charló dos milisegundos: “¡Ah pues, esto ya está fastidioso! Ustedes como que no ven el Buenas Noches cada año pero, bueno, igual es un honor. Gracias por tomarme en cuenta”. De inmediato, arrancó con su atuendo de Custo Barcelona, marca de la que es imagen, y se fue.
Peor vestido
Osmel Sousa (3 votos)

La capa que lució durante el evento del que es rey le hizo debutar en estos predios. Y él, con la misma elegancia con que la batuqueó en el opening de aquella “noche tan linda”, la agitó en medio de la llovizna napolitana que le cayó (la de él debía ser más gourmet). Con algunas salpicaduras, el zar expresó: “Luego de haber recibido tantos reconocimientos, es un honor para mí conseguir el Tomatazo y más en esta categoría. Sé que muchos están pendiente de mi vestuario porque, en algún momento, se han sentido identificados con lo que uso, así que este premio es un halago. La única mala noticia que les tengo es que a esa capa no le entra nada porque, conociendo al público venezolano, la mandé hacer impermeable y anti-manchas. La idea fue de Joaquín (Riviera) y a mí me encantó, si bien me importan tres pepinos lo que diga la gente”.
Peor animadora
María de los Ángeles Gallego (3 votos)

Por segundo año consecutivo, “la Maracucha” de La Bomba se dio un baño y no precisamente con agua sino con el bálsamo rojo embotellado. Ella tomó el envase, lo probó y, asomándose por la taquilla del autoservicio, exclamó: “¡Qué maravilla! Sea buena o sea mala, me fascina estar siempre ahí, en sus pensamientos puesto que ¡están pendientes de mí!”, soltó a carcajadas y trancó la ventana.
Peor animador
Jesús “El Guaro” Torres (4 votos)

A éste le dio por meterse al área infantil y, desde la piscina de pelotas, hizo el amago de devolver, con municiones de plástico, el aguacero granate que lo empapó. “¡Wao! Qué orgullo, aunque muy bien se sangra por la herida y estoy seguro de que más de uno de los calificadores hizo casting para La Bomba porque yo los vi por ahí. En cualquier caso, ¡gracias!, no encuentro palabras, tengo ganas hasta de llorar de la emoción (risas). Le haré un sitio especial al Tomatazo entre el Mara de Oro, el 2 de Oro y los demás que me han dado”.
Peor espectáculo en vivo
Concierto de Shakira (3 votos)
Lo lejos de la locación y lo tarde que terminó la función fueron las razones que esgrimieron, desde el estrado, para manchar de cátsup el recital de la colombiana. Como ya para el instante de la presentación de este capítulo había bandejas sucias, la jefa de prensa de Evenpro, Mariangel Sáez, se encontraba cerca del fregadero y aprovechó para lavarse las manos y recoger la copa repleta de sabor. “Como la política, cada quien tiene su presidente y lo único que puedo alegar es que eso no fue durante mi gestión (risas); ése no era mi departamento. ¡Yo los quiero a todos! (más risas)”.
Peor obra de teatro
La fiesta del fin del mundo (3 votos)

Como en la pieza aludida, nuestro convite casi llegaba a su fin. Por tal razón, sólo quedó otorgarle a William Cuao, director de la propuesta protagonizada por Jonathan Montenegro, unos nuggets con un puntico de la emulsión sin aditivos químicos. Él, con humildad, los acogió. “Buenos o malos, igual te conducen a una reflexión de hacia dónde quieres ir o qué carrizo quieres mejorar. Son puntos de atención y te empujan a meditar una cuestión que, de alguna manera, tú intuías”, confesó.
Peor programa de TV
A que te ríes (5 votos)

Como delegado del extenso elenco que integra el show cómico, el director de producción, Julio Iglesias, se plantó frente a los enormes refrigeradores del lugar y, desde allí, se “encadenó” a predicar sobre unas frías cifras que no mienten. “A que te ríes está cerrando el año como el programa de mayor sintonía en Venezuela, con 40% de share y superando los 8 puntos de rating, y eso incluye a la TV por suscripción; los que comprenden el mercado saben que esos son números significativos y eso no lo da la prensa. Nosotros estamos exhibiendo algo que sentíamos que hacía falta en las pantallas y las personas están demostrando que lo querían”, afirmó y, sacando un galón con un contenido bermellón, agregó: “Más allá de esto, cualquier artista que viene, quiere participar en los sketchs y en la calle ya no hay quien no diga: ‘eso está carito, vale’ y las demás frases de nuestros humoristas”.
Peor metida de pata en una red social
Alicia Machado y su tweet sobre la paz en las dos Chinas (10 votos)

Como las nominaciones para esta liza se dan entre un octubre y otro, la frase de la Miss Universo 1996 no se coló en la asignación de 2010 y, por tal motivo, arrasó en este 2011. Una muñequita idéntica a ella, de esas que vienen en las cajitas infantiles, fue sumergida en el condimentado ungüento de tono carmín dado que, como era de esperarse, la mujer que le tumbó el puesto a “Jaimito” no quiso comparecer. La única contestación que se obtuvo de su parte la dio Tere Ocampo, su RRPP en México: “Eso ya no depende de ella sino de Televisa que es la que autoriza las entrevistas que da Alicia. Yo, de todos modos, se lo voy a comentar”.
Mención especial

Desde hace ocho, no hubo un año en el que él no cumpliera, a cabalidad y puntualmente, con sus deberes “tomatísticos”. Esta vez nos falló por razones “ajenas a su voluntad”. Sin embargo, estamos convencidos de que Jesús Bustindui sentó a San Pedro y, juntos, bombardearon desde el cielo a los menos honrosos representantes de la farándula criolla. Por ser invisibles, no sumamos sus proyectiles de carotenos pero sabemos que más de un miembro del jurado votó como lo habría hecho el gigante de “Cinco y Acción”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario